HISTORIA Y ARTE - LA ALTA EDAD MEDIA: Las manifestaciones artísticas - 12ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 22 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_alta-edad-media-manifestaciones-artisticas12





Historia y Arte

LA ALTA EDAD MEDIA

Las manifestaciones artísticas - 12ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La pintura románica

anto desde el punto de vista temático como funcional, la pintura románica guarda un enorme paralelismo con la escultura. Existe en la pintura la misma intención didáctica, y de su función decorativa da buena muestra el hecho de que los interiores de las iglesias se cubrían con pinturas murales.

La arquitectura románica, de gruesos muros y pocos vanos, ofreció a la pintura grandes superficies dispuestas para plasmar sobre ellas unos programas iconográficos fuertemente influidos por el arte bizantino (mosaicos). Esa influencia marcó también las formas, de modo que los cristos en majestad (Pantocrátor) sentados y enmarcados por la almendra mística o mandorla, según el modelo bizantino, se extendieron por todo el área románica. Esta influencia bizantina fue patente en otros muchos aspectos y es fácil encontrar la huella de los iconos en muchas pinturas románicas.

El Pantocrátor suele ocupar, como lugar preferencial, el ábside principal del templo y bajo él es frecuente encontrar una representación semejante de la Virgen en majestad con el Niño en brazos. Completan estos conjuntos las figuras de los Evangelistas o su representación simbólica, el Tetramorfos.

Ejemplo representativo de la pintura románica (año 1123), en el ábside de Santa María de Taull. Museo de Arte de Cataluña
Ejemplo representativo de la pintura románica (año 1123), en el ábside de Santa María de Taull. Museo de Arte de Cataluña

Técnicamente, la pintura mural solía realizarse al fresco y desde el punto de vista formal se caracteriza por varios rasgos:

  • Predominio del dibujo. Un trazo grueso contornea las siluetas y separa cada superficie cromática de las figuras.

  • Colores planos. Sin mezclas, a lo sumo con dos tonalidades.

  • Carencia de profundidad y de luz. No hay volumen (figuras planas) ni sombras.

  • Composiciones simples a partir de figuras aisladas y generalmente situadas de frente.

  • Tendencia a la simetría y a la rigidez.

En su conjunto estas pinturas murales, alejadas de todo aspecto narrativo, sorprenden por la fuerza de los rostros y por la monumentalidad de las figuras (sobre todo de Cristo) que parecen imponerse desde lo alto de los ábsides sobre fieles a los que contemplan con sus miradas fijas.

La pintura románica también se realizó sobre tabla (preparada para el fresco o directamente) pero no para ser utilizada como cuadros, sino que estas obras se destinaban a los frentes de los altares o sobre ellos a modo de retablos. Sus características son semejantes a las de la pintura mural y sólo difieren en el tamaño, ya que son de menores proporciones.

También la pintura de miniaturas (decoración de libros) fue importante. De ella puede decirse que sufrió en cada zona influencias distintas, por lo general vinculadas a las corrientes autóctonas. Así, las miniaturas italianas estuvieron bajo el influjo bizantino, las inglesas dejaron ver la huella normanda y germánica y las españolas mostraron el influjo mozárabe.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios