HISTORIA Y ARTE - LA ALTA EDAD MEDIA: Las manifestaciones artísticas - 10ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 24 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_alta-edad-media-manifestaciones-artisticas10





Historia y Arte

LA ALTA EDAD MEDIA

Las manifestaciones artísticas - 10ª parte


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13



La arquitectura románica española (continuación)

El arte mozárabe

a denominación de mozárabe se emplea para definir el arte producido por cristianos, pero fuertemente influenciado por la tradición musulmana. Lo realizaron comunidades de cristianos que vivían en los territorios dominados por el islam o incluso aquellos que tras emigrar hacia el norte, o al ser reconquistadas las tierras que ocupaban, no olvidaron algunas de las formas o elementos característicos del arte musulmán.

El periodo de esplendor de este arte se produjo en el siglo X y su importancia radica en el hecho de que fue a través del mozárabe como llegaron al mundo del románico muchas influencias musulmanas.

Sus principales características son:

  • Uso del arco de herradura califal (con frecuencia con alfiz).

  • Empleo de bóvedas de nervios y gallonadas.

  • Material de construcción: el sillar.

  • Aleros de las techumbres muy salientes y apoyados sobre modillones.

  • Construcciones de pequeño tamaño y de plantas muy diversas.

Entre las iglesias mozárabes más destacadas pueden citarse San Cebrián de Mazote (Valladolid), Santa María de Lebeña (Cantabria), San Baudelio de Berlanga (Soria), San Miguel de Escalada (León) y Santiago de Peñalba (León).

La escultura románica

Después de varios siglos, durante los cuales la producción escultórica había sido poco menos que nula, la etapa románica supuso el renacer de este arte figurativo.

La escultura románica cumplió dos funciones distintas y paralelas que condicionaron sus rasgos más característicos. Por un lado tuvo la misión de actuar como elemento decorativo y embellecedor de la arquitectura religiosa y por otro cumplió una función didáctica y moralizante para con la feligresía analfabeta de su época.

Su misión decorativa supuso una total adaptación al marco arquitectónico que condujo a la pérdida del naturalismo, ya que las figuras se alargaban o constreñían en función del espacio que debían embellecer. Así, cuando una figura se adosaba (o sustituía) a una columna, tendía a alargarse, de forma antinatural, sin respetar ningún tipo de proporción; lo mismo sucedía, aunque en sentido contrario, cuando era un capitel el elemento a decorar.

A esta falta de naturalismo debe añadirse, por los mismos condicionantes, la falta de realismo, puesto que tampoco se respetaban las proporciones entre figuras diferentes (un hombre podía ser mayor que un caballo o un dragón). La adecuación al marco arquitectónico determinó, también, cierta tendencia a la rigidez y a la simetría (la arquitectura románica era rígida y simétrica).

La función didáctica condicionó la temática de la escultura románica. Ésta, con elementos heredados del arte paleocristiano, se desarrolló a partir de ciertas influencias bizantinas y, sobre todo, tomando la iconografía derivada de la Biblia (a la escultura románica se la ha denominado "la Biblia en piedra").

La pretensión de educar a los fieles supuso, no solamente recordarles los pasajes más destacados y significativos de los textos sagrados, sino también intentar transmitir ideas o conceptos más abstractos como el bien, el mal, el pecado o la virtud. Para ello se recurrió a todo un sistema alegórico y simbolista. Para la alegoría, como para las narraciones bíblicas no era necesario ni naturalismo, ni realismo, ni proporción alguna. Lo importante era transmitir a los fieles una serie de ideas o recordarles unos sucesos que ejemplificaban otros tantos conceptos. Ni siquiera la belleza (proporción) era imprescindible para esta tarea docente, en la que la expresión tenía mucha más importancia.

La escultura románica está, por lo tanto, marcada por lo simbólico (un dragón simboliza el mal o el pecado) y por lo expresivo (los grandes y desproporcionados ojos de Cristo expresan el poder de Dios).

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios