HISTORIA Y ARTE - LA ALTA EDAD MEDIA: Economía y sociedad - 2ª parte
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 25 usuarios conectados    

 

/cultureduca/histart_alta-edad-media-economia-y-sociedad02





Historia y Arte

LA ALTA EDAD MEDIA

Economía y sociedad - 2ª parte


1 2 3 4



La sociedad feudal (continuación)

or lo general la aceptación de un vasallo suponía concederle un feudo, que era lo que de algún modo garantizaba su fidelidad. Si el vasallo faltaba a esa fidelidad era declarado felón (infiel) y se le desposeía del feudo. A veces, cuando alguien que poseía tierras quería entrar al servicio de un señor como vasallo, entregaba sus tierras al señor y éste, tras aceptarle como vasallo, se las devolvía en forma de feudo. De un modo u otro el feudo que recibía un vasallo podía ser dividido y concedido, en parte, como feudo a otro vasallo sobre el que aquél actuaba como señor. Así, pronto sucedió que casi todos los vasallos eran a su vez señores de otros vasallos.

El poder real se vio reducido hasta significar tan sólo una superioridad, más teórica que real, que quedó perfectamente recogida en la expresión que definía la persona del rey como "primus inter pares" (el primero entre iguales). Esa igualdad se consolidó cuando los señores feudales lograron de los monarcas (o simplemente los tomaron por su cuenta) ciertos privilegios de carácter jurisdicional que les hicieron dueños absolutos de sus feudos. Nacía así el "señorío jurisdicional", lo que significaba que cada señor feudal era, en su territorio, juez, legislador y hacienda pública además de dueño de las tierras. De ese modo impartía justicia, dictaba leyes y cobraba impuestos.

Resulta fácil comprender que esa situación de privilegio la aprovecharon los señores para imponer normas que beneficiaban su situación económica. Así, por ejemplo, los molinos, las fraguas, los hornos e incluso los puentes que había en el feudo y que, por lo tanto, pertenecían al señor, pronto fueron servicios por cuyo uso los campesinos hubieron de pagar. Esos campesinos eran el último escalón de la pirámide social feudal. Vivían en los feudos en un régimen de servidumbre al que se sometían a cambio de protección y de un manso (porción de tierra cultivable). Esta situación de servidumbre era la forma más extrema de relación personal, ya que significaba una total dependencia del señor, próxima a la esclavitud.

Compilación del Libro de los feudos
Compilación del Libro de los feudos

Por lo que respecta a la Iglesia, ésta había recibido ya en época de los primeros monarcas carolingios muchas concesiones de tierras que pronto aumentaron gracias a las frecuentes donaciones que los señores, probablemente buscando el apoyo político, hicieron a los monasterios y a los obispados. De este modo las posesiones eclesiásticas no tardaron en ser auténticos señoríos que funcionaron como cualquier otro dominio feudal.

Conviene señalar, por último, que la aparición de la caballería pesada, como forma de hacer la guerra, fue determinante en la formación de la sociedad feudal. Ante la imposibilidad, por su elevado coste, de organizar ejércitos numerosos de caballeros con sus monturas y armamento, fue necesario recurrir a ese sistema de vasallaje mediante el cual podía reunirse un número importante de caballeros bien pertrechados y asistidos por sus correspondientes escuderos, procedentes de diversos feudos.

1 2 3 4

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios