Nuestros dichos: A la tercera va la vencida
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí  Esta web cifra la comunicación con tu navegador mediante SSL Usuarios conectados a Naturaleza educativa3 usuarios conectados

 

/cultureduca/dichos-a-la-tercera-va-la-vencida





Nuestros dichos

A la tercera va la vencida


Men Dichos

A B C D E F G H I J L M N O P Q R S T U V Z

 



Indicamos con esta expresión que las cosas pueden salir bien al tercer intento. Ejemplo: "Ya lleva dos matrimonios fallidos, a ver si a la tercera va la vencida", "Yo siempre empiezo fallando a los dados, pero a la tercera va la vencida".

El origen más probable de esta locución es la lucha grecorromana y otros juegos o deportes similares, donde el objetivo es que el contrario caiga tres veces al suelo. En la esgrima, hay combates donde se requiere que los contendientes "toquen" a su contrario al menos tres veces para salir victoriosos.

En el Vocabulario de refranes de Correas (1627), cuenta que el dicho podría venir de las justas medievales, cuyo juego consistía en lanzarse a la carrera a lomos del caballo y con la lanza ensartar tres anillos de mayor a menor tamaño. La posibilidad de vencer crecía si se ensartaba el tercer anillo que era el más pequeño.

Escena de legionarios romanos marchando
Escena de legionarios romanos marchando

Otra explicación muy aceptada y documentada se basa en cómo disponían los romanos sus ejércitos: en la primera fila iban los soldados más inexpertos o menos disciplinados, llamados pilati o veliti; la segunda fila la formaban los bastati o combatiendes más expertos, los cuales portaban picas como arma; y en la tercera fila se hallaban los combatientes más veteranos y curtidos en otras batallas, los llamados triarios, que luchaban cuerpo a cuerpo con gran valentía. De esta disposición militar se extendió la expresión latina "ad triarios ventum est", que significa algo así como "cuando llegue a los triarios, la victoria es segura", indicativo de que la fuerza se halla en la tercera fila, o dicho de otra forma que en la tercera fila se decide la batalla.

Finalmente, una explicación menos fiable pero sobre la que también se hicieron hipótesis, es la recogida en el derecho penal medieval de los siglos XV y XVII, referido al tercer robo o "ter furtum", donde se castigaba con la muerte al ladrón que reincidiera en el delito cometiendo hasta tres hurtos.

Ni a la de tres

Esta expresión podría tener un origen similar a la anterior. Con ella se señalan aquellas dificultades casi imposibles de sortear. Ejemplo: "El coche se paró y ya no arranca ni a la de tres", "Se ha bloqueado el móvil y no funciona ni a la de tres".

Sin embargo, en muchos trabajos donde se requiere un esfuerzo común, la de tres sería el objetivo. Ejemplo: "A la de tres levantamos la piedra... a la una, a las dos, a las tres".

 

 

Men Dichos

A B C D E F G H I J L M N O P Q R S T U V Z

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios