CINEMATOGRAFÍA: El cine español: Las primeras exhibiciones
 Cultureduca: Cultura educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 16 usuarios conectados    

 

/cultureduca/cine_cine-espanol-primeras-exhibiciones01





Cinematografía

EL CINE ESPAÑOL

Las primeras exhibiciones

Fuente: Recursos educativos del Mº de Educación de España (Licencia Creative Commons)




omo en cualquier otro país, el cine realizado en España se ha visto sometido a los vaivenes que emergen de la propia dinámica industrial. En cada momento se destacan ciertos directores y profesionales que dan cuerpo a películas de desigual fortuna. El periplo del cine mudo tiene unas marcas que le definen por su aspiración continuada. En el tránsito del mudo al sonoro se encontró con mayores dificultades al disponer de escasos recursos propios.

Durante el franquismo se refuerza la infraestructura que había surgido en los primeros años treinta, disponiendo de una normativa que definirá las actuaciones que deben abordarse a lo largo de toda la dictadura.

¿Sabías que...?

…las primeras sesiones públicas del Cinematógrafo se ofrecieron el 14 de mayo de 1896 en los bajos del Hotel Rusia, afincado a finales del siglo XIX en la madrileña Carrera de San Jerónimo, esquina a la calle Ventura de la Vega? El primer programa contó con unas diez películas, cada una de las cuales tenía una extensión de 17 metros.

La transición y la democracia se convertirán en motores de nuevos modelos que, más allá de la inquietud de los años sesenta, tenderán a mirar mucho más hacia otros mercados y espectadores.

El Cinematógrafo de los Lumière se presentó al público madrileño, tras unos pases privados, el 14 de mayo de 1896. Los ciudadanos de la capital ya habían contemplado las primeras imágenes en movimiento un año antes, cuando llegaron los primeros Kinetoscopios de Edison.

Llegada de un tren a la ciudad
Llegada de un tren a la ciudad

¿Sabías que...?

… en las primeras sesiones de proyección cinematográfica la duración de las sesiones dependía del proyeccionista? Como el proyector era manual, la sesión duraba más o menos en función de la velocidad a la que el proyeccionista girase la manivela.

Alexander Promio, el enviado de los Lumière, fue también el encargado de impresionar las primeras imágenes en España, tanto en Barcelona (Place du Port à Barcelone) como en Madrid (Puerta del sol; Salida de los alabarderos de palacio; etc). Fueron unos meses en los que el invento debía disponer de películas nuevas para que el público pudiera asistir con relativa frecuencia a las salas de proyección.

La investigación desarrollada sobre este periodo ha descubierto que todavía queda mucho por conocer de la actividad desarrollada por los pioneros españoles; sobre todo, en cuanto a saber cuál fue la primera película totalmente española. Se deben tener en cuenta las imágenes obtenidas por el fotógrafo francés afincado en A Coruña, José Séller, quien impresionó, en junio de 1897, el Entierro del general Sánchez Bregua, así como las actualidades filmadas por Fructuoso Gelabert en el mes de agosto de ese mismo año (Salida de los obreros de la fábrica España Industrial; Salida del público de la iglesia parroquial de Santa María de Sans) y la también recordada Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza, de Eduardo Gimeno y su hijo.

Encierro de toros en España
Encierro de toros en España

¿Sabías que...?

…algunos pioneros demostraron su profesionalidad y eficacia informativa al impresionar acontecimientos sociales que se producían por la mañana en su ciudad y exhibirlos a primera hora de la tarde en los locales que tenían habilitados para la exhibición cinematográfica? Con estas iniciativas no sólo sorprendieron a los espectadores sino que, también, impulsaron económicamente su negocio.

Hay que tener presente que buena parte de los pioneros cinematográficos españoles fueron fotógrafos que llevaban años desarrollando su trabajo en diversas ciudades y capitales españolas. Sus conocimientos en la obtención de imágenes y del proceso de revelado y tiraje de copias, les capacitaron para asumir la difícil tarea de impresionar imágenes en movimiento, tarea que desempeñaron con cierta efectividad y que, en algunos casos, consolidó su prestigio profesional. Los procedimientos y equipos, resultaron altamente costosos para muchos de los pioneros, lo que supuso que pasaran a depender de encargos y propuestas que les llegaban de empresarios locales o ambulantes que fueron, sin duda, los primeros productores cinematográficos.

Después de las primeras exhibiciones madrileñas, el Cinematógrafo Lumière comenzó a difundirse por todo el país. Poco a poco, en todas las capitales provinciales y en pueblos cercanos a las mismas, comenzaron a prodigarse las proyecciones de imágenes en movimiento que sorprendieron a todo el mundo. No obstante, lo novedoso del "invento" pronto pasó a dejar de serlo por el simple hecho de que muchos empresarios no disponían de recursos que les permitieran renovar sus fondos con más frecuencia. La escasez de imágenes durante unos años (imágenes de actualidad, reportajes, etc.) obligaron a organizar la programación completa de la mayoría de los locales con materiales provenientes de los fondos franceses, italianos, estadounidenses, entre otros, hasta que en España se comenzó a disponer de material propio.

Fuente fotos: Rittaud-Hutinet, Jacques: Auguste et Louis Lumière.
Les 1000 premiers films. París: Philippe Sers Editeur, 1990. Págs. 97 y 131.

  

Visita nuestra web dedoclick Naturaleza educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE© ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía  ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios