PERÚ: EN LOS UMBRALES DEL CAMBIO

PERÚ: EN LOS UMBRALES DEL CAMBIO

Actualizadas las elecciones generales en la segunda vuelta electoral del 5 de junio último, el pueblo peruano ha delegado en Ollanta Humala Tasso la administración de la gestión pública para los próximos cinco años. El Perú se encuentra ahora ubicado en los umbrales de su transformación.

En el escenario político de la segunda vuelta electoral, fueron tres los personajes que actuaron como protagonistas principales: el mandatario Alan García Pérez, el ex dictador Alberto Kenya Fujimori y el electo presidente Ollanta Humala Tasso.

Alan García Pérez: Si nuestro atávico masoquismo nos hizo reelegir en el año 2006 al heliogábalo y edematoso presidente peruano, vemos que al final de su mandato, la expectativa y el entusiasmo se tornaron en total desencanto. El tan pregonado crecimiento económico no se ha hecho presente en la clase necesitada.

El jurista e investigador peruano Dr. Oswaldo de Rivero, en su obra Perú: supervivencia o inviabilidad en el siglo XXI sostiene con indiscutible autoridad:

Hoy, el 52% de los peruanos –unos 14 millones- son pobres y viven con dos dólares diarios, y otro 14% -unos 4 millones doscientos mil- son extremadamente pobres y viven con un dólar diario. Además, la sociedad peruana, según el índice Gini de desigualdad social, está entre las once sociedades más desiguales del mundo. En el Perú, el 20% más acomodado de la sociedad recibe el 51% de los ingresos nacionales, mientras que el 20% más pobre recibe apenas el 4,4%.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- informa que el Perú, tiene un índice de desarrollo de 0,498, cercano al de Argentina (0,522), Chile (0,571) y Brasil (0,593). Los tres países mencionados -sin contar al Perú- son considerados como los más desarrollados en Sudamérica, de lo que se infiere que un mayor desarrollo no determina precisamente mayor igualdad.

Los actos de corrupción institucional del gobierno y la postergación del sistema educativo, han determinado la precaria popularidad de García en Latinoamérica semejante a las alicaídas gestiones de José Daniel Ortega de Nicaragua, y de la de Cristina Fernández de Kirchner de Argentina, lo que ha motivado a la vez que el Partido Aprista Peruano, de sólida organización en el universo político, haya sido reducido a una pavesa.

A través de los cinco años de gobierno, García nada hizo por reconocer la vigencia y la majestad de la auténtica Constitución peruana de Haya de la Torre de 1979, pretendiendo ignorar impunemente el art. 307 de la misma. Ególatra y soberbio; con su cháchara demagógica, autoritaria y prepotente; con sus berrinches psicóticos cotidianos, gobernó al Perú a fuerza de puntapiés y bofetones; dejó a un lado la filosofía política y el mensaje del insigne patricio y fundador del Aprismo, y el cósmico poder venerable de su martirologio: 6.000 apristas mártires de la democracia fusilados en las ruinas de Chan-Chan por orden del tirano de turno, y más de 4.000 caídos por las balas del terrorismo demencial.

Siendo abogado, García olvidó desde el primer momento que frente al asesinato no se puede ser neutral. En las últimas elecciones presidenciales, consciente de la bárbara arbitrariedad perpetrada por Fujimori y sus secuaces, pretendió justificarla y tomó partido por la gavilla que hasta hoy éste dirige desde su prisión dorada de la DIROES, como medio de sustraerse al proceso de residencia propuesto por Humala. Su paquidérmica masa debe padecer depresiva frustración con la inminente entronización al poder del electo gobernante.

Su política educativa, estuvo diseñada solo para practicar la evaluación académica del docente, para “recordarle sus obligaciones” y responsabilizarle de la crisis, ignorando que la unidad de análisis y de intervención es la escuela; que la ausencia del Estado especialmente en las comunidades remotas del Perú, además de ser deplorable, es la causa del fracaso pedagógico desde la formación inicial.

Hoy el desprestigio de la figura y del trabajo del docente es mayor, pues gracias a los despropósitos del mandatario saliente, se ha generalizado la idea de que los profesores están mal pagados y sin derechos debido a sus incompetencias. La desmoralización de muchos buenos maestros es un drama ya conocido. Las medidas en el sector educación, solo han constituido acciones aisladas sin resultados efectivos, toda vez que no contaron con una estructura logística consistente.

Ninguna nación puede vivir de voces solitarias, de profetas de la Política. La posición unilateral del político está echando a perder las conquistas de la civilización, pues siempre surgen demagogos fogosos e infalibles -ambiciosos disfrazados de apóstoles- que ponen en peligro la paz de las naciones, prometiendo paraísos a las masas organizadas que solo han existido en La ciudad de Dios de Agustín de Hipona; y éstas, penoso es decirlo, siempre están dispuestas a aplaudir y a seguir a quien les ofrece solucionar sus problemas. Es más, las masas humanas son sentimentales, y de allí el éxito de los oradores populares o demagogos; y lo paradójico también, la derrota de éstos, ya que este sentimentalismo es la causa por la cual los pueblos se desilusionan fácilmente cuando las cosas no ocurren en la forma exacta en que fueron prometidas.

Alberto Kenya Fujimori: Macabro representante de la década autocrática de la barbarie. Verdadero vómito del demonio. Durante su malhadado mandato de más de diez años, dejó caer miasma sobre la nación peruana, y nos hacía creer que estaba nevando.

Desalojado del Japón, desde donde renunció por fax a la presidencia del Perú; recaló en Chile para luego ser deportado por mandato de la Suprema Corte en el proceso de extradición por la comisión de siete graves delitos. Finalmente, juzgado en Lima, fue condenado a 25 años de prisión.

Escribió la página más negra de la historia del Perú, coludido con su secuaz capo di capi Vladimiro Montesinos Torres, condenado al presidio por graves atentados contra los Derechos Humanos y por el asalto a la caja fiscal; acciones llevadas también a cabo por su escuadrón de la muerte denominado “Grupo Colina”, integrado por sádicos depredadores, dedicados al secuestro y exterminio selectivo de opositores al déspota, de inocentes estudiantes universitarios, de indefensos ciudadanos y campesinos, de periodistas que se resistieron a la imposición de la mordaza, y de maestros, personas y dirigentes opuestos al sátrapa; y autores además de la desaparición forzada de miles de peruanos cuyos cuerpos insepultos jamás fueron hallados.

Con sus codiciosos compinches, Fujimori hizo del Perú su propio feudo. Y aunque resulte inverosímil, la organización criminal ha tenido la audacia de pretender nuevamente el acceso al poder, y los desmemoriados peruanos en vez de cerrarle el paso, hemos vuelto a dar tribuna a la tiranía, a la barbarie y al saqueo. El presidiario, sin partido político orgánico, pretendió la tercera reelección por interpósita persona de su hija, quien conoce tanto de política como de sánscrito.

Sus lambiscones seguidores le reconocen la efectiva lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, pese a que nada excepcional existe en ello, pues su misma Constitución determina que es obligación inexcusable de todo mandatario el combate contra el fermento social [§8º; §44º; §118º.2].

Los arbitrarios actos de su dictadura, fueron bendecidos uno a uno por el purpurado católico romano -hueleguisos del asiático opresor- bastante conocido por su fétida coprolalia, quien califica a los derechos humanos como “esa cojudez”; y de todos los que de una u otra manera fueron cómplices de sus atrocidades -sin tener ningún recato para levantar calumnias y difamaciones a fin de cohonestar los inhumanos actos que cometieron- como las Marthas, conocidas granujas, preparadas nuevamente para calentar escaños y dispuestas a influir en la opinión pública para lograr la libertad de su patrón.

Al respecto, el jurista salvadoreño Dr. Mauricio Guzmán en su obra La política en la ciudad del hombre sostiene que “el consentimiento de un pueblo no puede legitimar lo que es ilegítimo, pues que carece de facultad de delegar a otro lo que no tiene” [Sic].

En Política desgraciadamente no se puede soñar. La Política es la ciencia de las realidades sociales y, para más, de las realidades circunstanciales vinculadas directamente con la paz, la educación y progreso del hombre.

Sobre el gobierno de Fujimori diremos que, lo poco de bueno que hizo lo hizo mal, y lo mucho de malo que hizo lo hizo bien.

Ollanta Humala Tasso: Comandante del Ejército Peruano [r], acude pronto a la convocatoria de la nación, como cuando el soldado es llamado a la trinchera para defender la causa soberana de su patria. Con estudios de post-grado en Ciencia Política en la Pontificia Universidad Católica del Perú, y en Derecho Internacional en la Universidad la Sorbona de París; pergaminos suficientes para sopesar su idoneidad y diligente competencia como conductor de masas.

En ambas vueltas comiciales, el Comandante Humala arrostró con ejemplar estoicismo la conspiración de 19 partidos políticos, sufriendo los embates del denuesto, la calumnia y la difamación por parte de los que creyendo empequeñecer su imagen, le hicieron un verdadero cargamontón. Durante su campaña, el 90% de los medios de comunicación, incluyendo a las redes sociales, le fueron hostiles sembrando el pánico bursátil y el desconcierto financiero colectivo. Empero, como no hay mal que por bien no venga, para el político honesto, o para el que tiene por norma defender la verdad ante la impostura o el oportunismo, tan frecuente en estos tiempos, los infamantes medios de comunicación, fueron auxiliares de doble función: a) como índice metódico de personas y hechos; y, b) como prueba precisa de sus opiniones, doctrinas y afirmaciones.

Me permito pensar en voz alta, acerca de las apremiantes exigencias que el gobierno electo deberá hacer frente con épico denuedo:

1º Estado de Derecho. Conforme al fundamento doctrinario y a los principios epistemológicos de la Ciencia Política, el espurio Congreso de la República no puede continuar en vigencia por haber degenerado de su origen y naturaleza. Se requiere recesar manu militari lo que constituye una verdadera caja de Pandora: el funesto y desacreditado Congreso unicameral, procurando a la sociedad peruana un plazo perentorio para convocar a elecciones parlamentarias a efecto de elegir a los representantes ante la Cámara de Diputados y la de Senadores, [la democracia no se concibe sin forma representativa] y en ese ínterin se deberá asumir de ipso facto una democracia vertical -que no dictadura- para cuyo efecto se solicitará el respaldo de las FFAA.

En la obra del estadista y político inglés Sir William Gerard Hamilton La lógica parlamentaria, hay algo como una especie de técnica y estrategia parlamentaria, en más de mil reglas. Dice en la regla número XXX: Cuando una ley es defectuosa, ello no puede ser debido sino a una u otra de estas tres causas: falta de poder, falta de saber, falta de inteligencia en el sujeto del legislador [Sic], lo que equivale decir que la ley es ineficaz, inoportuna y desacertada.

2º El Sistema Educativo. Los datos estadísticos de la UNESCO, nos alertan que el Perú continúa postergado en su sistema de enseñanza exclusivo, ocupando el penúltimo lugar en América después de Haití; mientras que, ¡oh ironía! de otro lado, lideramos la percepción de la inseguridad ciudadana y de la corrupción en América, y ocupamos un deshonroso primer lugar como productores de cocaína en el mundo.

Conforme el estudio y la investigación realizada por la educadora y política estadounidense Dra. Missy Ryan, la mayoría de los alumnos en nuestro país logra terminar el sexto grado y luego abandona los estudios. Para ellos, dice, la universidad es un sueño muy remoto.

En la selva de Perú, las autoridades locales le informaron que la mayoría de estudiantes forjan sus propias familias en su adolescencia y siguen los pasos de sus mayores en los trabajos de plantaciones de coca, café y plátano porque estudiar en la ciudad es demasiado costoso y es difícil conseguir trabajo. Los hijos de las minorías étnicas, acuden al centro educativo con una taza de masato de yuca en el estómago para luego adormitarse [por el contenido alcohólico de la bebida] en medio del dictado de clases en su unidad escolar unidocente.

La Constitución Peruana de 1979, §39, dispone para educación el 20% de los recursos ordinarios del presupuesto del gobierno central, mientras que la írrita Constitución de 1993, no señala cuantía presupuestaria. Si el Perú ejecuta el porcentaje establecido en el mandato constitucional, obtendrá un cambio de expectativa y habrá asegurado un verdadero sistema educativo con proyección en plazo no menor de 50 años.

Con la inversión del mencionado presupuesto, se mejorarán las condiciones de trabajo del educador. Al percibir justo salario y emolumento, elevará su estatus como personaje cultural y social relevante. Esto equivale a valorar el saber, el abnegado trabajo de atención temprana con niños y adolescentes, y el cultivo silente de las ciencias, rescatando de esta manera su imagen social. Se podrá implementar de material pedagógico suficiente, se atenderá el tratamiento específico de las zonas de educación compensatoria o actuación preferente, la formación inicial y perfeccionamiento continuo de docentes para afrontar las nuevas expectativas sociales; los cambios en los contenidos curriculares y la consolidación de las relaciones profesor-alumno, reconsiderando las funciones de dirección y supervisión. El gobierno deberá atender y solucionar estas exigencias, en beneficio de la comunidad educativa [magisterio, educandos y padres de familia] y del bienestar general de la nación.

Al emprender la reforma del sistema educativo, se debe considerar como referencia a los inclusivos sistemas de educación de los países nórdicos: Finlandia, Noruega, Suecia e Islandia, que son los países con menor desigualdad en el mundo (Coeficiente de Gini: 0.25 a 0.30). Conocidos también por sus adelantos tecnológicos, sustentabilidad ambiental, libertad de prensa, y sin ningún escándalo por corrupción. Pioneros en el mundo de la Pedagogía científica, fundada en el principio de la igualdad y adaptada para todos de acuerdo a un sistema escolar basado en un mismo Plan de enseñanza, en virtud del cual niños y adolescentes participan en una base común de desarrollo de capacidades, valores y actitudes antes que en la ampliación del conocimiento; donde la escuela se adapta a las necesidades de cada localidad y a las capacidades de cada alumno.

Basta señalar la inclusiva educación exitosa de los países escandinavos, que funcionan en dos ejemplares regímenes de la cultura vikinga, cuyos resultados educativos les ha dado grandes satisfacciones en los últimos tiempos:

FINLANDIA: evidencias científicas acreditan que este país cuenta con el mejor sistema educativo del mundo. En Finlandia no hay analfabetos, y sólo un 2% de la población es considerada pobre, pero con criterios distintos de los que nosotros usamos. Es decir, es un país próspero en donde todos viven en bienestar.

En Finlandia el profesor goza de elevado prestigio y valoración social. Según la OCDE, el salario de un profesor es de € 30.575 anual al empezar, € 36.625 tras 15 años y € 38.325 al final de su carrera sin contar los incentivos; 37 horas de jornada semanal y 13 semanas de vacaciones. Su filosofía pedagógica se cifra en el lema “el centro del sistema es el alumno”.

El sistema educativo finés es público, gratuito, e incluye almuerzo escolar, material didáctico y transporte. El número de alumnos por aula es de 20 y cada centro educativo cuenta con un médico y un enfermero. Se basa en la estrategia de grupo: varios calificados profesores enmarcan el trabajo de aula, ofreciendo un mosaico de competencias y conocimientos. Pedagogos, alumnos y padres de familia, forman un sólido organismo para garantizar una óptima enseñanza intelectual, moral y emocional destinada a evitar la exclusión.

En la década de 1970, Finlandia inició una verdadera reforma en su sistema educativo con una proyección de 80 años, al punto que hoy se constatan sus insuperables resultados. Según el informe de la evaluación de PISA -Program for International Student Assessment- [que mide el nivel educativo de la OCDE], y de todos los demás indicadores internacionales, Finlandia logró el primer lugar en comprensión de lectura, matemática y ciencias, entre 41 países participantes, record que lo ubica en el primer lugar en excelencia educativa en el mundo.

La preceptora e investigadora francesa Dra. Anne Marie Chartier, estima que Finlandia es el primer país en el mundo que consiguió elevar el nivel educativo de su políglota población [finés, sueco, inglés y alemán] con un prominente nivel de cultura personal.

NORUEGA: semejante a Finlandia, con el mejor estándar de educación en el mundo. Noruega no tiene analfabetos. El IDH [Informe sobre el Desarrollo Humano] de la ONU, califica a Noruega como el primer país en el mundo en calidad de vida: nivel cultural, nivel de vida, calidad de los servicios, y asistencia sanitaria; y la más alta expectativa de vida [79 años]. Los noruegos viven en total igualdad, no conocen la pobreza ni el desamparo. Su sociedad es políglota [noruego, inglés, alemán, finés y francés].

El sistema educativo noruego se basa en el principio cristiano y humanista, y en la tradición; así como el respeto de la dignidad humana y la naturaleza de la libertad intelectual, igualdad y solidaridad. Su diseño curricular promueve la enseñanza de los beneficios de la paz, la solidaridad internacional, y la protección y reverencia al medio ambiente. Según la OCDE, el haber de un profesor en Noruega es superior al de Finlandia, € 38.280 anual al iniciarse, € 40.832 tras 15 años, y € 44.660 al finalizar su carrera, sin contar los incentivos; 40 horas de jornada semanal y 13 semanas de vacaciones.

La educación noruega está destinada a ampliar el conocimiento y la comprensión del patrimonio nacional y de su tradición cultural, proporcionando una sólida base para la creación de riqueza y bienestar, información sobre la diversidad cultural y respeto por la convicción de las personas; desarrolla la democracia, la igualdad y el pensamiento científico. La escuela aprecia la libertad del educando, promueve la confianza, el respeto y la satisfacción de las necesidades culturales, y le otorga desafíos que incentivan la formación y el deseo de aprender.

El estudiante no solo adquiriere y cultiva conocimientos, sino habilidades y actitudes que le permiten encaminar su vida para participar en el trabajo y en la sociedad. Aprende a pensar críticamente y a actuar con ética y conciencia ambiental. Él tiene responsabilidad y derecho a la participación, y a vivir en un mundo sin necesidades ni discriminación. Aunque vivan en el campo, todos los niños y niñas tienen derechos equitativos en la educación, sin importar cuáles sean sus orígenes sociales o culturales o las posibles necesidades específicas.

El 99% de los niños de escolaridad temprana, y el 96% de alumnos secundarios en Noruega, asisten a escuelas públicas que les proveen gran parte del material didáctico, mientras los municipios [kommune] subvencionan el comedor escolar y el transporte. Existe, además, un servicio de seguimiento oficial para el joven con derecho a educación que no asiste ni a la escuela ni está trabajando o para aquellos que interrumpen su escolaridad. La labor en este caso, consiste en estabilizar al joven y velar para darle un marco de referencia que le permita funcionar o en un centro laboral o en el colegio secundario.

BIENESTAR Y BIEN SER. El éxito y progreso de una sociedad, se ve reflejado en su nivel de educación, y éste a la vez expresa la calidad de la enseñanza y la extraordinaria consideración a su magisterio.

Para el filósofo alemán Friedrich Hegel, “la educación posee el propósito de facilitar al hombre a participar en el espíritu objetivo de su época” [Sic] y, por tanto, no está dirigida solamente a conseguir el bienestar de la persona social. El bien estar es un concepto espacial, circunstancial, hedonístico, y evidencia el consumismo individual; es decir suficientes recursos destinados a la comodidad y a la satisfacción de necesidades, que nos aleja o desconecta de nuestro entorno. Con tal de estar bien, somos capaces de dañar o ignorar a nuestros semejantes.

El designio de la Ciencia Pedagógica es el bien ser, vale decir el pleno despliegue de la personalidad, el fortalecimiento de los derechos del hombre y de las libertades generales; el fomento de la comprensión, la tolerancia y la amistad entre las naciones y todos los grupos raciales y religiosos. El bien ser representa el carácter holístico del bienestar en las estructuras física, espiritual, mental y emocional de la persona humana; contribuye a desterrar emociones negativas de resentimiento, enfrentamiento, temor y culpa, que por la carencia de valores anteponemos a nuestro bienestar. Cultivando el bien ser, la persona vive en correspondencia con sus afectos; perfila su capacidad de comprensión, de tolerancia, de respeto por los demás, de búsqueda de soluciones, y de una auténtica convivencia a través del diálogo en procura del bien común.

Una nación bien educada, tendrá excelentes técnicos, gerentes, políticos y ciudadanos útiles a la sociedad. Verá reducido al mínimo el índice de violencia, inseguridad, corrupción y egoísmo. Mirará satisfecha la buenaventura de sus hijos y asegurada la dicha de su destino.

CONCLUSIÓN: Estemos convencidos de que bajo el régimen de opresión o dictadura, lo único que se desarrolla es la intriga y el crimen. La unidad de la nación peruana, fundada en los principios cristianos de paz y de justicia, que fue preocupación de espíritus dilectos, sigue siendo un anhelo que palpita en todos los corazones magnánimos y justos. La técnica de la sinergia social nos prescribe que las grandes empresas solo se pueden conducir con un mínimo de riesgo de error, cuando son llevadas a cabo por el esfuerzo organizado.

Para que estos valores se realicen, es necesario, en el orden político interno, que el talento humano descubra o ingenie el dogma que habrá de fundamentar con inequívoca certeza la organización política, económica y educativa que será capaz de brindar el suficiente bien estar y el bien ser a los peruanos. Este dogma habrá de respetar el principio de la libertad humana; porque si ésta se destruye, lo único que habrá logrado será instituir una nueva forma de servidumbre o esclavitud.

El abogado y estadista norteamericano Dr. Abraham Lincoln, sentenció: Educad a vuestros hijos y no será necesario castigar a los hombres. La educación es la base del bien estar pero sobre todo del bien ser; y el Perú lo conseguirá solamente con el cambio, que habrá de hacer de la docencia una profesión excepcionalmente considerada.

La nación peruana, ha tomado por fin conciencia de su meliorismo y de su capacidad de cambiar la realidad social a través de la educación inclusiva.

El Perú se encuentra ahora en la expectativa, y con un pie en los umbrales de ese cambio.

Trujillo-Perú, junio, 2011

Dr. Alejandro Cruzado Balcázar
CALL 4372
CAL 437
E-mail: alejandrocruzado@yahoo.com.ar

Alejandro Cruzado Balcazar

Abogado, jurista, historiador y profesor universitario. Asesor legal de la Municipalidad de Chiclayo (1980), y del Instituto Nacional del Cultura de la misma ciudad (1988); Director Regional de los Registros Públicos de la Región Nor Oriental del Marañón (1993-1994). Miembro Lector del Archivo General de Indias de Sevilla, España (2004). Miembro correspondiente extranjero de la Academia Nacional de Historia del Ecuador (2006); de la "Inter-American Bar Association" de Washigton, E.E.U.U. (2008); de la "Union Internationale des Avocats" de París, Francia (2008); de Amnesty International, y de Human Right Watch International.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *