BOTÁNICA - FLORES ORNAMENTALES: Cardo de telarañas (Onopordum acanthium)
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 95 usuarios conectados

 

/natureduca/botanica-flores-ornamentales-cardo-de-telaranas







BotánicaFlores ornamentales

FLORES ORNAMENTALES

Cardo de telarañas (Onopordum acanthium)




Pincha en una letra del índice alfabetico A B C D E F G H I J K L M N O P R S T U V Z
BOTÁNICA: Íindice alfabetico: flores-ornamentales



   
Origen/distribución: Espontánea en casi toda Europa y Asia occidental
Familia: Compuestas

l género Onopordum comprende unas cuarenta especies distribuidas por Asia occidental, buena parte de Europa incluida la región mediterránea. Crece espontánea en lugares áridos, desérticos y nitrogenaos; es típico de eriales.

El nombre le viene del griego y significa literalmente ventosidad de burro, pues según los antiguos ejerece una acción flatulenta sobre los asnos, que se las comen con deleite.

Se caracterizan sus especies por el involucro de hojuelas que rodean el capítulo (lo que parece la flor y, en realidad, es un conjunto de numerosísimas flores); también se caracerizan porque sus estambres tienen los filamentos libres (separados unos de los otros) y las anteras carecen en la base de un cuernecito que poseen otros géneros afines. El nombre de la especie, acanthium, viene de la voz griega acanthos, que significa espina.

El cardo de telarañas es una matita bienal, esto es, que vive dos años; por regla general, el primer año se limita a criar una roseta; el segundo, eleva el escapo y florece. Comúnmente, su altura oscila entre tres y siete palmos, es erecto y se ramifica en la punta. Los tallos se recorren en toda su longitud de unas alas con espinas y son, lo mismo que las hojas, araneoso-tomentosos, o sea, que se visten de una suerte de pelos tales que en su conjunto dan la impresión de que hay telas de araña.

Las hojas son oblongas, de bordes muy espinosos, blanco-tomentosas por el envés; las basales se disponen en roseta y en su base se estrechan en un pecíolo; las de los tallos son sentadas pero se escurren tallo abajo en unas prolongaciones a modo de alitas.

Los capítulos florales son grandes, globosos, también araneosos; externamente se visten de unas hojuelas (las brácteas) que terminan en una punta espinosa; en las más externas esa punta se gira y vuelve hacia afuera. Las flores son de color púrpura y todas ellas de igual tamaño. Florece a lo largo de todo el verano.

Se utilizan en jardines por su bello follaje. Resisten maravillosamente la intemperie y no se afectan apenas por los rigores, ya sean del verano o del invierno.

Reproducción/cultivo/otros datos de interés

Se utilizan los frutitos como semillas. Se siembran en verano, al aire libre y en lugar algo sombreado. Tras repicar las plantitas, se traspasan al emplazamiento definitivo al empezar el otoño.

Requieren un suelo bien abonado con compuestos nitrogenados, poca agua y mucho sol. Existen variedades de cultivo, muy ramificadas, de gran belleza. Si se quiere evitar la resiembra de la planta, suprímanse los capítulos una vez pasada la floración, antes de que maduren sus frutos. De este modo, el cardo de telarañas no proliferará en exceso.



Pincha en una letra del índice alfabetico A B C D E F G H I J K L M N O P R S T U V Z
BOTÁNICA: Íindice alfabetico: flores-ornamentales

 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios