Hong Kong: El ineficaz y sesgado informe sobre las protestas contra la Policía no supone un avance hacia la justicia

Fuente: http://www.es.amnesty.org/


En respuesta a la publicación del llamado informe de investigación del Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía sobre los incidentes habidos durante las protestas que tuvieron lugar entre junio de 2019 y marzo de 2020 y la respuesta de la jefa del Ejecutivo, el director de Amnistía Internacional Hong Kong, Man-Kei Tam, ha manifestado:
“Este engañoso informe no intenta establecer responsabilidades por la manifiesta conducta indebida que la policía viene mostrando en Hong Kong desde el pasado verano. Además, demuestra que el gobierno hongkonés de hecho se niega a abordar las numerosas violaciones sistémicas de derechos humanos que han tenido lugar durante las protestas desde junio pasado.
“Aunque admite que el manejo de las protestas y de otros incidentes públicos por parte de la policía es ‘mejorable’, el informe no supone ningún avance hacia la justicia por las operaciones policiales represivas y no profesionales que se vieron durante las protestas.
“El informe carece totalmente de imparcialidad, y el Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía no tiene competencias para realizar una investigación realmente independiente. De hecho, este informe ni siquiera ‘proporciona una perspectiva general’. El Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía se centró desproporcionadamente en el ‘odio y la violencia dirigidos contra la policía’ por un pequeño sector de los manifestantes. Además, advierte de forma alarmante de la llegada del terrorismo a la ciudad sin nada que apoye esta afirmación. El gobierno no debe utilizar la lucha contra el terrorismo como excusa para un uso innecesario y excesivo de la fuerza y otras violaciones sistémicas de los derechos humanos por parte de los agentes encargados de hacer cumplir la ley.
“Carrie Lam ha dado a este informe todo su apoyo y se niega de plano a establecer una comisión de investigación. Al hacerlo sigue ignorando los reiterados llamamientos de la sociedad civil, las Naciones Unidas y otros agentes de la comunidad internacional para que se lleve a cabo una investigación realmente independiente sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía durante las protestas.
“La reciente represión de protestas totalmente pacíficas demuestra que el gobierno cree que puede silenciar la disidencia adoptando un enfoque aún más duro para restringir la libertad de expresión y reunión.
“En vez de tratar de encubrir las violaciones de derechos humanos perpetradas por la policía durante las protestas, el gobierno de Hong Kong debe establecer de inmediato una comisión de investigación que se ajuste a las normas internacionales para investigarlas.
“Este sesgado informe no hará más que exacerbar la indignación de la opinión pública. Una investigación independiente es un primer paso crucial para restaurar su confianza y romper la espiral de violencia.”
Información general
El Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía decidió en julio de 2020 llevar a cabo un estudio de investigación sobre varios incidentes de orden público relacionados con las protestas. Sin embargo, este organismo carece de facultades de investigación propias, como la de requerir documentos o citar testigos. El grupo de expertos extranjeros contratados para ayudar con el estudio renunció en diciembre de 2019, alegando que el Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía carecía de los poderes y capacidades de investigación necesarios para “empezar a cumplir los estándares que la ciudadanía de Hong Kong probablemente exigiría a un órgano de vigilancia de la policía que actúe en una sociedad que valora las libertades y los derechos”.
En una reciente revisión judicial en la que un activista impugnó el mandato del Consejo para investigar las protestas, el representante de este organismo expresó claramente que el estudio no era una investigación y no llegaría a ninguna conclusión sobre denuncias presentadas contra la policía.
El Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Comité contra la Tortura de la ONU han comentado reiteradamente las limitaciones del Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía en cuanto al cumplimiento de la obligación del gobierno de Hong Kong de investigar de forma eficaz las violaciones de derechos humanos.
Amnistía Internacional ha documentado un uso innecesario y excesivo de la fuerza por parte de la policía en todas las protestas de Hong Kong, incluido uso peligroso de armas letales. Además, hay evidencias de tortura y otros malos tratos bajo custodia.
Un documento publicado por Amnistía Internacional en marzo señaló la necesidad y el marco legal internacional para establecer una comisión para investigar las numerosas violaciones de derechos humanos relacionadas con las protestas.


–>Leer esta noticia en el sitio de origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *