¿Cuánta agua hay en la Tierra? ¿Cómo está distribuida? Su ahorrro

El agua es uno de los recursos más importantes para el ser humano, sin ella sería imposible la vida en nuestro planeta. De este líquido surgió la vida y continúa siendo su principal fuente. Ha sido venerada por las civilizaciones humanas a lo largo de la historia hasta llegar a nuestros días. Tres cuartas partes (aproximadamente el 72%) de la superficie terrestre están cubiertas por agua, forma el 75 % del cuerpo humano y está presente en todos los organismos vivos del planeta.

El agua es vital para el desarrollo del hombre y sus actividades económicas y sociales, por lo que desde los primeros asentamientos los humanos construimos nuestras ciudades en las inmediaciones de grandes cuerpos de agua, lo que permitió el desarrollo de actividades fundamentales como la agricultura, la pesca, la caza y la recolección. En 1781 Henry Cavendish, descubrió que el agua es realmente una sustancia compuesta y no un elemento, lo que desencadenó cientos de investigaciones en torno a este importante líquido.  

Lectura reomendada: Importancia del agua.

¿Cuánta agua hay en la Tierra? ¿Cómo está distribuida?

Según estudios realizados por expertos del Departamento de Estudios Geológicos de los Estados Unidos (United States Geological Survey), en nuestro planeta existen aproximadamente 326 millones de millas cúbicas (1.332 millones de kilómetros cúbicos) de agua, del cual aproximadamente el 97% se encuentra en los océanos y mares del mundo estando considerada como NO potable. En una analogía presentada por algunos estudiosos del tema si la dimensión total del planeta ocupara el tamaño de una pelota de Baloncesto toda el agua quedaría representada en una pelota de ping pong. Otras investigaciones planteadas en función de la masa calculan que la masa total de los océanos de la Tierra es de 1,35 x 1018 toneladas métricas, lo cual es 1/4400 de la masa total de la Tierra. En otras palabras, aunque los océanos cubren el 71% de la superficie de la Tierra, sólo representan el 0,02% de la masa total de nuestro planeta.

En algunas declaraciones sobre el agua y su disponibilidad David Gallo, oceanógrafo de la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) ubicado en Massachusetts planteó que a pesar de lo que muchos pudieran pensar en nuestro planeta realmente no hay mucha agua. Si pudiera contenerse el agua distribuida en los océanos del mundo con una profundidad media de cerca de 2 millas (3.2 kilómetros) en el territorio ocupado por Los Estados Unidos de América se crearía un lago de 90 millas (145 km) de profundidad. ¿Parece mucha verdad? Buenos pues según Gallo no es tanto como pensamos, si comparáramos la tierra con una manzana y quisiéramos cubrirla con el agua existente esta solo alcanzaría para crear una capa más delgada que la cáscara de la fruta, siendo la cantidad de agua potable una porción realmente ínfima de la misma. Casi al concluir su charla el geólogo planteo que “Para que la humanidad prospere, incluso, exista, tenemos que utilizar esa pequeña porción de agua dulce en los lugares correctos, en los momentos correctos y en las cantidades correctas”.

Algunos datos sobre la distribución del agua dulce

  • 96,5% del agua total se encuentra en los mares y océanos.
  • Los glaciares y casquetes polares contienen el 1,74%.
  • Los depósitos subterráneos o acuíferos, permafrost y glaciares continentales contienen el 1,72%.
  • El 0,04% restante está distribuido entre lagos, el suelo, la atmósfera, ríos y seres vivos.
  • Menos del 1% del agua dulce del mundo es fácilmente accesible
  • En solo 6 países (Brasil, Rusia, Canadá, Indonesia, China y Colombia) está el 50 % de las reservas de agua dulce del planeta.

Ahorro del agua

Como ya vimos, aunque el agua cubre el 71% de la Tierra, sólo el 3% es limpia o sea apta para el consumo humano. Incluso si vives en un área con abundante lluvia, el uso de agua requiere energía para procesar, bombear, calentar, volver a bombear y reprocesarla. Afortunadamente, existen cientos de formas que permiten ahorrarla. Según algunos estudios una familia media de cuatro personas utiliza aproximadamente 450 litros de agua al día, lo que equivale a 164.000 litros al año, como ves los números no son tan pequeños, seguidamente te dejo algunos consejos que te permitirán contribuir con el ahorro del agua y por supuesto también a mantener un poco más de dinero en tus bolsillos:

  1. Instala un medidor o contador de agua. Podrías sorprenderte al saber cuánta agua estás usando. Mediante la instalación de un medidor de agua puedes aumentar tu conciencia y la de tu familia de la necesidad de reducir el consumo de agua. Leer sus marcaciones sobre una base regular puede permitirte detectar salideros y malos hábitos de consumo.
  2. Revisa las tuberías para detectar cualquier fuga, especialmente las letrinas y grifos. Una fuga de inodoro silenciosa podría propiciar la pérdida de una gran cantidad de agua cada día.
  3. Si tienes una piscina cúbrela cuando no la estés utilizando. Esto ayuda a prevenir la evaporación. En algunos lugares, el vaciado y el relleno de una piscina está bajo severas restricciones, incluso prohibido, por lo que la preservación de este precioso recurso es crucial.
  4. Ahorra agua cerrando bien los grifos. Mantén el grifo cerrado mientras te cepillas los dientes, afeitas, lavas tus manos, friegas los platos, te enjabonas en la ducha, etc.
  5. Si tienes sistema de agua caliente en la ducha utiliza un cubo o recipiente para coger el agua fría que sale del grifo, mientras esperas que el agua se caliente. Puedes usarlo luego para regar las plantas o para fregar, incluso si la filtras adecuadamente la puedes utilizar en el consumo diaria.
  6. Trata de tomar duchas más cortas. Puedes para ello utilizar un cronómetro o reloj y desafiarte a reducir el tiempo de ducharte. Podrías incluso escuchar música mientras estas en la ducha y tratar de reducir el número de canciones que pasan. Afeitarse fuera de la ducha o cerrarla mientras te afeitas también es una muy buena práctica.
  7. Tome duchas en lugar de baños. Algunos estudios han demostrado que tomar una ducha usará menos de un tercio de la cantidad de agua utilizada en tomar un baño.
  8. Instala temporizadores o sistemas automatizados de riego para el jardín y el huerto, estos vienen especialmente diseñados para ahorrar agua. Considera el uso de sistemas de riego por goteo para ahorrar aún más agua. Explora utilizar plantas nativas que pueden sobrevivir con un mínimo de riego.
  9. Recicla el agua del fregadero, la lavadora e incluso de la ducha para utilizarla en el jardín, por supuesto, solo aquella que contenga menos productos químicos y jabón, si te es posible debes filtrarla para evitar contaminación, pero bien manejada puede ser una opción.
  10. Trata de instalar un inodoro con poca descarga o aquellos de depósitos compartidos o de doble descarga. Los de descarga baja que pueden lavarse de manera fiable con 1,6 litros de agua y hasta menos. Por su parte los de doble descarga vacían una menor cantidad de agua para cuando haces pis y más agua para eliminar los haces, ahorrando así agua, solo tienes que utilizar el botón correcto en cada caso.
  11. No utilices el inodoro como basurero, eliminar productos para los cuales no está diseñado puede consumir considerablemente mayor cantidad de agua.
  12. Trata de instalar lavadoras de alta eficiencia, estas permiten lavar mayor cantidad de ropa con menos consumo de agua. Así mismo es recomendable esperar para lavar la cantidad de ropa tope de cada equipo así harás un uso más eficiente del agua y de la propia máquina.
  13. Instala lavavajillas eficientes y antes de colocar los platos en él, elimina los trozos de comida más grandes o dales un enjuague previo, esto permitirá que el lavavajillas esté en buen estado y que ahorres agua en el proceso.
  14. Elije detergentes y otros productos de aseo que no requieran de enjuague adicional.
  15. Poner las toallas a secar al aire libre después de cada ducha te permitirá extender el período entre lavados, esto por su puesto contribuirá al ahorro de agua.
  16. Considera cuidar más la limpieza de tu coche, así tendrás que lavarlo menos. Cuando lo hagas hazlo en un lugar destinado para ello y no en casa, está demostrado que en estos lugares se ahorra más agua que en casa.
  17. Usa tu ropa tanto como puedas sin que por esto entiendas que debes utilizar ropa sucia, en esto te ayudarán prácticas simples como utilizar camisetas o sudaderas por debajo de las prendas principales y tomar una ducha antes de dormir.
  18. A la hora de regar el césped toma un tiempo y analiza si necesita agua completamente o solo en algunas partes, así harás uso eficiente del agua.
  19. Riega durante la noche, esta práctica da más tiempo para empapar el terreno sin que intervenga la evaporación que propicia el calor del día.
  20. Utiliza plantas variadas de preferencia nativas y menos césped en la decoración de tui jardín, el césped es un alto consumidor de agua.
  21. Planta árboles pequeños bajo grandes árboles. Esto ayudará a evitar la evaporación y proporciona cierta sombra para las plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



  • CONSULTA TAMBIÉN LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS: