ACUICULTURA: Cultivos: peces: Mugílidos
Natureduca: Naturaleza educativa
 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí 97 usuarios conectados

 

/natureduca/acuicultura-cultivos-peces-mugilidos





Acuicultura

Acuicultura

CULTIVOS - PECES

Mugílidos




os mugílidos son una de las familias más extendidas en el mundo, tiene gran número de especies (Mugil auratus, M. capito, M. cephalus, M. chelo, M. curema, M. gaimardiana, M. kabrosus, M. ramada, M. saliens).

En España la nomenclatura oficial le asigna una gran variedad de nombres: lisa, cabezudo, albur y negrona en Andalucía; mugle en Asturias; cabessut, tastona y Ilisa en Cataluña y Baleares; cabezote en Canarias; mujol y muil en Galicia; pardete, morragute, galuga y galubet en Levante; mule, muble y corvo en Santander; y ballua, daplata y capitón en Vascongadas.

Los mugílidos son euritermos y eurihalinos, que se observan frecuentemente en los puertos, especialmente en proximidades de desagües, ya que, si bien son preponderantemente herbívoros {algas), se alimentan de toda materia orgánica, incluyendo los detritus. Este hecho y su frecuente sabor a fango les hacen poco estimados para el consumidor. Sin embargo, su inclinación por las heces y los desperdicios tienen interés en los cultivos, ya que se les puede utilizar como "barrenderos" para mantener limpios de eyecciones y restos de comida las instalaciones en que se cultiven otras especies compatibles. Este interés aumenta si se cuida de evitar el fango en tales instalaciones para evitar su sabor, pues pueden tener un buen mercado ahumados o salados aparte del valor de sus huevas, que en España, por ejemplo, también son apreciadas.

A finales de la década de 1960 sesenta se empezaron a desarrollar técnicas de reproducción en cautividad, tanto en Taiwán como en Israel, con resultados satisfactorios. Hoy día es factible la reproducción controlada tras forzar a las hembras de unos cuatro años de edad y 1 kg. de peso a su madurez sexual por inyección de extracto de hipófisis {hormonas). Pero con este gran avance choca con la dificultad del cultivo total, pues las crías que salen de los diminutos huevos (menos de 1 mm.) comienzan a alimentarse a los tres días de su nacimiento, siendo evidente la dificultad de encontrar alimento suficientemente pequeño para que penetre en sus bocas. Se puede conseguir una supervivencia del 25% utilizando distintas clases de microalgas, como la isocrisis y la dunaliella (experiencias del Instituto Español de Oceanografía).

Esta limitación obliga al cultivador de mugílidos a depender de la captura de juveniles con el inconveniente de su impredicción. Este sistema se utiliza con éxito en Israel y en Italia (valli) en policultivos extensivos (tras una fase inicial intensiva), con crecimientos medios de 3/4 gr. por día, con lo que, partiendo de cría de 20/30 gr., se llega a peces de talla comercial (800 gr.) al cabo de unos siete meses de engorde.

Hay que evitar el cultivo del Mugil cephalus por tener a veces un parásito que puede ser dañino al hombre, lo que no sucede con el Mugil saliens, que es la especie dominante en las costas españolas.

  • Ir al índice de la sección
  • Volver atrás
  • Ir a la página anterior
  • Ir a la página siguiente
 

Visita nuestra web dedoclick Cultura educativa

 Menú principal - Índice principal Menú rápido - Índice rápido Contacto Buscar artículos aquí



Logo Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación ASOCAE Creative Commons © ASOCAE ONGD, Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación - www.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦  Quiénes somos  ¦  Contacto  ¦  Bibliografía ¦  Política de privacidad ¦ Esta web NO utiliza cookies, ni guarda datos personales de los usuarios